Mi arquitectura ha estado centrada en la búsqueda de un lenguaje de formas contemporáneas adecuadas al territorio de Chile, formas que se confunden con el territorio, más que construir, la emergencia llama al equilibrio, al aquí.

América Latina tiene algo que decirle al mundo: debemos habitar casi sin dejar huella sobre el territorio usando una postura Low Tech, habitar de forma leve y precaria, construir signos en el territorio, que inauguran un paisaje cultural contemporáneo habitado por el hombre astral, un mestizaje entre lo dinosaico del mundo indígena y lo apolineo del conquistador que viene de Europa.


El territorio es a América, como los monumentos son a Europa


— Cazú Zegers